29.7.06

EL QUE PARTE Y REPARTE...

He extraído los párrafos siguientes de un mensaje que nos envió a un grupo de amigos la guionista Ángeles González Sinde. Le he pedido permiso para reproducirlo porque me ha parecido que puede interesarles a los guionistas y a los aspirantes a guionista que frecuentan este blog:

“ (…) Pues yo os cuento que sigo fascinándome con este oficio nuestro del guionismo. O sea, que nosotros ya sabemos lo que hay y lo miserable que es el trato con el productor, director, etc., pero es que no hay esperanza porque resulta de que (me gusta mucho el “dequeismo”, por cierto, quisiera reivindicarlo un poco hoy) estos americanos lo llevan peor todavía que nosotros. O igual al menos.

Ha salido un libro que se llama Doing It for Money que recoge las espantosas experiencias cotidianas de diversos guionistas de cine y TV. No lo he leído, he visto una reseña y parece interesante.

Pero, a lo que voy, que claramente hay un desfase entre lo que nosotros pensamos que es este trabajo y somos nosotros, y lo que creen los demás, si no, ¿por qué íbamos a andar siempre tan frustrados?

Otro ejemplo, hace un par de semanas en Cuba, veía yo el tipo de gente que se apunta a los talleres de guión, talleres de 15 días en verano y eso. Se me llevaban los demonios porque me daba por pensar que a nadie se le ocurre de pronto “¡ay, voy a hacer un cursillo de ingeniero de montes!”, pero sí se les ocurre hacerlo de guión. Yo creo que ellos piensan que eso de escribir guiones lo puede hacer cualquiera, y me cabrea, me ofende, pero seguramente me equivoco.

Es posible que narrar sea una necesidad básica del ser humano, la gente desea narrar, comunicar y organizar la información sobre aquello que les inquieta. El cine o el audiovisual es el medio
artístico de comunicación de nuestra época y la gente busca expresarse a sus contemporáneos del modo más eficaz. Quizá no se trate de que implícitamente desprecien nuestro oficio, como yo, siempre paranoica, pienso, sino que se reduce a que la gente está mal informada y quizá piensen que escribir guiones es "escribir películas", o sea, casi hacerlas, la expresión artística de algo.

Pero un guión no es una expresión artística como una novela, por ejemplo. Eso es lo que ellos no saben.

Nosotros quizá tampoco lo sabemos, por más que nos dediquemos a ello, y por eso nos frustramos tanto.

Creo que el concepto MONEY es crucial en esta confusión. Mucho money, mucha gente pendiente, mucha frustración”.

4 comentarios:

wendy dijo...

si es que al final la pela es la pela y para escribir por amor al arte se inventaron los blogs y antes de los blogs los cajones donde nadie podía leer lo que escribíamos.

Quizá entre toda vuestra peña guiónica deberíais hacer un guión sobre los guionistas y sus pobres vidas... (ya, ya, mucho quejarse pero a que no teleoperais)

enrique dijo...

Pues dile a tu amiga Ángeles que lejos de ofenderse debería sentirse halagada. Es verdad que todo el mundo quiere ser escritor/a, pero no creo que sea porque creen que es fácil, sino porque es una profesión que... atención a lo que digo: ¡MOLA¡
La gente no hace cursillos de 15 días para aprender contabilidad, porque ser contable es una mierda, pero decidir lo que sale por la boca de Aitana Sánchez Gijón tiene su aquél. Es verdad que no todo es un camino de rosas, ¿pero cuál lo es?

Bueno, seguid trabajando, que lo hacéis muy bien.

David Muñoz dijo...

Totalmente de acuerdo. Yo no cambiaría mi trabajo por nada. Efectivamente, pese a que tiene sus pegas (como todos, ¿no?), es verdad que mola.

Anónimo dijo...

Despes de ver su ultima pelicula, creo que cualquiera de un taller de guion de 15 dias de duración o cualquier ingeniero de montes, puede narrar mejor que ella...estoy aburrido de la gente que se cree que tiene algo que contar.....