1.2.08

Punto de giro

Tras pensármelo mucho, hace unos días decidí no dirigir el nuevo late night de Paramount Comedy que sustituirá a Noche Sin Tregua.

Como os podéis imaginar, no me ha resultado fácil tomar esta decisión. Sobre todo, porque no es nada sencillo encontrar un trabajo como el mío. Tengo un buen sueldo que además cobro puntualmente (cosa que no es tan habitual como debería en el mundo freelance), me gusta lo que hago y me caen muy bien mis compañeros. No sé si se puede pedir mucho más. Obviamente, también ha habido pequeños roces, problemillas y algún disgusto, pero eso es lo normal en cualquier trabajo. Lo anormal es que después de todo este tiempo todavía no esté harto de pasarme todas las mañanas por las oficinas de la calle Serrano.

Así que, os preguntaréis… ¿por qué lo dejo entonces?

Pues porque estoy harto de trabajar catorce horas al día. O más que harto, agotado, física y mentalmente.

Mi prioridad es escribir (ante todo, me siento guionista), y, aunque estos años podría haber vivido tranquilamente solo del sueldo de Paramount, siempre he compatibilizado una cosa con otra. Por eso, raro es el día que no me acuesto a las tantas escribiendo después de haber pasado la mañana en la oficina (e incluso en algún caso después de haber estado toda la tarde dando clase). Y quiero –o más bien, necesito, sino quiero que acabe dándome algo- que deje de ser así.

Así que, a partir de Marzo, y probablemente por lo menos hasta fin de año, mi intención es dedicar la mayor parte de mi tiempo a escribir; aunque tampoco me gustaría desvincularme totalmente de Paramount y me encantaría (si a ellos todavía les sigue apeteciendo trabajar conmigo después de está “espantá”) hacer alguna cosilla de vez en cuando para el canal.

Y sí, renunciar a la tranquilidad del sueldo fijo da un poco de miedete, pero al mismo tiempo también me resulta estimulante no saber qué va a ser exactamente de mi vida durante los próximos meses.

9 comentarios:

Germán dijo...

Me parece una decisión digna de elogio. El mundo es de los valientes, ¡a por ellos!

jose maría dijo...

Estoy de acuerdo con Germán, hay que echarle güitos para hacer lo que tú has decidido. Hay veces que hay que salir a mar abierto y soltar amarras. Mucha suerte, de corazón

Martín Piñol dijo...

Seguro que tú conocerás la cita exacta, pero vaya, como le dice Gandalf al menudín ese: Tú debes decidir qué hacer con el tiempo que te ha sido dado.
Bienvenido al mundo de los pijamas sin horario. Te irá de puta madre, seguro.

*DeBo-cHaN* dijo...

he descubierto tu blog a traves de del Pepon decir que me parece interesante ;) te añado al mio.

Ruth dijo...

Pues enhorabuena por la valentía, David.

A pesar de los riesgos y la inestabilidad que conlleva el no tener un sueldo fijo, por lo menos tendrás la satisfacción de haberte dedicado al máximo a escribir.

Y dicho sea de paso, seguro que tus guiones te dan más de una alegría.

isabel dijo...

¡valor y al toro!en ésta vida el q no se arriesga no gana.

J dijo...

¡Hola!

Hace mucho tiempo que te voy leyendo pero nunca me he atrevido a entrar. Soy un aprendiz de guionista y me encanta leer los blogs de guionistas ya que contáis desde vuestros inicios a cómo es el día a día en la industria así como todas esas "clases magistrales" en las que nos dais a conocer el proceso.

Quería darte ánimo en esta nueva etapa. Germán decía que "el mundo es de los valientes" y no puede ser más cierta. Si no juegas, no puedes ni ganar ni perder ni poder decir que lo has intentado. Ojala más de uno tuvieramos las narices para hacerlo. Así que ¡ánimo y a por todas! y que podamos leerlo en tus post.

Saludos.

El Ratón Caramelón dijo...

Mucho ánimo y mucha suerte.

Tim and Smith dijo...

es buena idea entregar tu vida-tiempo a ti mismo, casi nadie lo hace y se pasan el dia amargados por no hacerlo