4.3.08

Un consejo para J.J.Abrams.

Aunque lo mismo ya es demasiado tarde...

-(..) How dice que “el doctor Doyle siempre concibe primero el desenlace de la historia y que la escribe pensando en ese final”. No me lo habías dicho Arthur.

-¿No? Quizá porque es más simple que respirar. ¿Cómo va a tener sentido el principio si no conoces el final? Si lo piensas, es totalmente lógico. (…)

Arthur Conan Doyle habla con su esposa en la (estupenda) novela Arthur & George, de Julian Barnes.

11 comentarios:

sobreunanube dijo...

Después de una hora de postear no has recibido ningún ataque de fans de Lost... ¿será que estás en lo cierto? :-)

David Muñoz dijo...

Bueno, yo también soy fan de Lost, lo que pasa es que tal y como va la cosa están consiguiendo que me esté quitando...

Anónimo dijo...

Nos están tomando el pelo... Y a mí, tantos nervios no me compensan... Me desenganché la temporada pasada, aunque últimamente he tenido alguna recaída...

jmm dijo...

Me temo que LOST es la típica historia donde el misterio de sus incógnitas siempre va a ser mucho más interesante que la realidad de sus respuestas, pero a mí me está gustando la 4ª temporada. Si acaso, lamento que hayan abrazado definitivamente el aspecto fantástico, pero tampoco tenían más cojones.

Tendrás que preguntarle a tu amigo Brian K. para que te pase información confidencial interna...

Ruth dijo...

Jajjajjjaa.

A estas alturas de la película, parece que el final de "Lost" es lo de menos..., hasta que emitan el último capítulo, en el que nos quedaremos todos con la boca abierta y lamentaremos haber perdido el tiempo viendo los capítulos.

Toni Nievas dijo...

DESHIELO La peor pelicula del cine balear directamente al youtubes por capitulos.

http://www.lacoctelera.com/toninievas

Moisés dijo...

Yo no soy fan de "Lost" (es más, no he visto ni un capítulo), pero me hace gracia como la gente (incluso los profesionales en esto de contar historias: guionistas, directores, escritores...) dan por sentado que lo creadores de la serie no saben hacer su trabajo.

¿Y si siempre han sabido cómo acaba? ¿Y si lo primero que surgió fue el final? tendría bastante gracia que en el último capítulo todo cuadrase de manera sorprendente y brutal, y todo el mundo se quedara de piedre (menos J. J. Abrams, que no pararía de reir en un año).

Felicidades por este gran blog, David. Y las fotos que publica tu hermano en flamenco.world son increibles.

Juan Solo dijo...

A mí el caso Lost me recuerda al fenómeno Twin Peaks: un comienzo increíble, una trama que se va enredando cada vez más y un atasco argumental que deriva en el mundo de la ciencia ficción/fenómenos paranormales, que parece ser la única salida posible para tratar de explicar el cacao que han montado.

Y la trampa está en que ése no era el código que adoptaron en un principio.

Juan Solo

Juanpe dijo...

Me gustaría ver a miniAbrams en un taller de guión impartido por ti. Vamos, que si tiras pa atrás mil historias, la de LOST no iba a ser menos. Eso sí, que yo la defiendo con uñas (bueno, ya no, que no me quedan) y dientes pero me huele que van a terminar la serie dejando muchas tramas sin cerrar. Un compañero dice que, aunque el final sea decepcionante, habremos disfrutado de la serie. Pero, en mi opinión, si no cierran lo que abren es como un brainstorm sin continuidad, ahí, a lo bestia, festival de ideas, ¡que rulen! Lo digo, entre otras cosas, por lo del 4x05, que me moló mucho pero a ver que sentido le dan.

Kairuh dijo...

Yo soy de los que piensan que si que tienen que tener el final pensado grosso modo, solo que la producción americana no dejará la gallina hasta que ellos quieran. Seguramente la primera y la última temporada serán las más consecuentes con el espíritu de la serie. De todas formas ahora que está concretado el número de capítulos que les quedan (48) pueden asumir lo que les queda por montar sin estiramientos innecesarios.

Anónimo dijo...

Quizás sea yo tan raro como los guionistas, pero es ahora cuando veo un avance claro hacia esa conclusión que según algunos no existe. Que juegan con el espectador, es evidente, ahí radica la gracia en algo que de otro modo podría ser bastante aburrido. Lo fantástico es que la serie haya conseguido dividir a los espectadores de la misma manera que a sus personajes: los que creen en la isla, y los que no, aunque todos estemos algo perdidos...