10.4.08

Otro punto de vista

“(…)Empezaba novelas sin parar, para llenar los huecos que me dejaban los encargos cinematográficos. Pero el impulso se extinguía por falta de confianza y disciplina, y las abandonaba con una sensación de alivio.
Escribir guiones era más fácil y daba más dinero, ya que aquella subliteratura unidimensional sólo exigía del escritor que tuviera a los personajes en movimiento. La fórmula era siempre la misma: pelear y copular. Al terminar se lo dabas a otros, que lo hacían trizas para hacer una película con los restos.
Pero cuando empezaba una novela, la responsabilidad era abrumadora. Entonces no era sólo el guionista, sino también la estrella y todos los personajes, y el director, el productor y el cámara. Si un guión no tenía éxito, se le podía echar la culpa a mucha gente, desde el director para abajo. Pero si fracasaba una novela, sólo sufría el autor”.

John Fante. Al oeste de Roma.
Editorial Anagrama, S.A. 2007
Traducción de Antonio-Prometeo Moya.

8 comentarios:

Mullidito Escribano dijo...

Muy buenas,
Puede que esta pregunta no tenga mucho que ver con el post que has colgado, pero sí con eso de escribir guiones: ¿Viste la nueva serie de TVE-1, "Plan América"? La emitieron el pasado lunes y los resultados han sido injustos, creo, y demoledores. Si es así, ¿qué te pareció? Gracias

David Muñoz dijo...

Hola,

No pude verla, pero me gustaría, sobre todo porque varias personas me han dicho que estaba bastante bien.

http://elsonidoylafuria.wordpress.com dijo...

Gran análisis de Fante. Para no hacerse pupa como escritor hay trucos: si te comparas con clásicos como Galdós o Tolstoi siempre puedes decir que a ellos no les molestaba el móvil, no se distraían con Internet y exploraban un territorio vírgen.

juliacgs dijo...

¡Qué razón tiene este fragmento!

Para ser escritor, son necesarias muchas otras cosas, pero ese impulso, para el que hacen falta confianza y disciplina, es algo que admiro muchísimo...

Yo traduzco y leo para una editorial y siempre tengo en mente eso, que las obras que tengo delante son producto del esfuerzo y el arrojo de los escritores, ¡algo nada desdeñable!

aku dijo...

Hola!

a mi me encata escribir... Tengo cientos de ideas para programas de TV, series y películas... pero en el momento en el que empiezo a escribir... no soy capaz de continuar. Es horrible.


Por cierto... Hay dos películas que he visto recientemente, y quizás os apetezca verlas, por que valen la pena. Os pongo los títulos originales, ya que estoy en Reino unido y no tengo ni idea de como las han traducido;:


Be Kind Rewind: De Jack black.

The son of rambow


Ambas comedias. Espero que os gusten. Es mejor verlo en versión Original, los chistes y las formas de hablar se cojen mejor así.

Darkhalf dijo...

Es algo que todos los que hemos intentando abarcar una novela y nos hemos quedado en relato corto hemos sentido.
Quizá por eso ahora me he metido en lo de hacer una novela-blog donde el autor sea más o menos colectivo.

Anónimo dijo...

lo mejor de john fante es que es igual de cabrón consigo mismo q con los demás.

Soledad Sánchez M. dijo...

La inspiración nos tiene que encontrar trabajando. Es terrorífico el folio en blanco y la mente seca.
Muy interesante tu blog.

Un saludo.