28.5.08

Ya está en casa



Por fin, gracias a eBay y a un amigo residente en Estados Unidos que primero se dio cuenta de que estaba a la venta y luego, dado que el vendedor no la enviaba a Europa, se ha encargado de comprarla y de mandármela, tengo en casa la estatua de Weta de El espinazo del diablo. Me hace especial ilusión porque la idea de la película nació precisamente de un dibujo mío en el que aparecía un niño junto a una bomba enorme (aunque no tan grande como la de la película) clavada en mitad del patio de un colegio. Intenté comprarla en su momento, pero se trata de una edición limitada y, aunque me apunté a la lista de espera, llegué tarde y me quedé sin ella.

Y, por supuesto, muchísimas gracias, José María. Ha sido un detallazo.

5 comentarios:

jmm dijo...

De nada, glad to be of help . Para mí no ha supuesto ningún esfuerzo, y siempre me ha encantado hacer de "conseguidor". ;-D

Lo que siento es que el par de pujas de última hora dispararan el precio, y, sobre todo, haber tardado tanto en hacértela llegar. Parece que soy incapaz de sustraerme a la leyenda negra que yo mismo me he forjado...

Eduardo Alvarado dijo...

David, nunca lo hemos vuelto a hablar: nos recuerdo viajando en tren y tu contándome la historia de la bomba, por si quería dibujarla. ¿Tu te acuerdas?
Lo bueno es que luego hicisteis la película.

Saludos a JMM.

jmm dijo...

¡Coño, Eduardo! Un saludo para ti también.

Sergio dijo...

Me gusto la peli, me acuerdo que fui a verla al cine, era bastante pqueño.. A mi me gustaria dedicarme más a escribir para series me encantan

abrazosss

_::Srgio::_

David Muñoz dijo...

Hola Eduardo,

Pues sí que me parece que lo hablamos... que curioso. La verdad es que era una idea que llevaba rondándome por la cabeza bastante tiempo.