29.7.08

Batman es un rico que se viste de cuero para pegar a los pobres

“Imaginémonos una historia realista de Batman, una noche en la vida de un hombre que va por ahí pegando a la gente. Incluso la clásica escena de Batman –la hemos visto mil veces- en la que salta desde un edificio encima de tres tipos, machacándoles la cara contra el asfalto. Solo imaginaros a un hombre fuerte pegándole a tres yonquies. Imaginaros el tipo de daños que causaría. Imaginaros lo que le pasaría a sus caras, a sus huesos, a sus cuerpos. Por no pensar en lo que ocurre después”.

Garth Ennis, en el número 202 de la revista Wizard.

3 comentarios:

César Santivañez dijo...

Vaya comentario, el de Ennis! Por suerte, el cómic es uno de los últimos bastiones de la fantasía plena y despreocupada. Así, los lectores de historietas podemos permitirnos ciertas licencias, que en otros medios serían imposibles. El hilo que nos une a nuestra imaginación es más largo que el del resto de las personas, cada vez estoy más convencido de aquello.
Muy bueno el blog, David. Saludos desde Perú, y gracias por los buenos momentos.

Galahan dijo...

Justo ahora me estaba leyendo (devorando, más bien) el tercer tomo de "Hitman", del propio Ennis (una maravilla, oiga) y pensaba en todo eso, trasladado a la vida real. Y claro... si Batman ya suena así...

¿Y al respecto de qué dijo esto? ¿Es algún proyecto que planea? No sé que tiene este bestia cafre que me pirran sus historietas.

David Muñoz dijo...

Galahan: En la entrevista, Ennis hace el comentario cuando habla de porqué la violencia de sus tebeos es tan explícita.
Yo lo que estoy leyendo de Ennis ahora mismo es "The Boys". Y de momento me está divirtiendo mucho. Ennis lleva toda la vida contando más o menos la misma historia (cómo se pone a prueba la amistad entre un grupo de hombres muy hombres, cínicos y chuletas pero en el fondo de buen corazón, que se enfrentan a los males del mundo a hostia limpia, soltando chistes y bebiendo cerveza), pero la verdad es que la cuenta con mucha gracia.
Y lo mismo me animo y me pillo los tomos de "Hitman". La leí en su momento porque me la prestó un amigo y, aparte de algún momento memorable (como precisamente el vómito sobre Batman, si no me equivoco), no la recuerdo demasiado bien.