2.7.08

Mientras escribo

Estoy de curro hasta arriba, y por tanto, sin tiempo para actualizar el blog. Mientras sudo la gota gorda escribiendo (¡el verano no es para los guionistas sin aire acondicionado!), escucho obsesivamente esta canción sobre el fin del mundo. Todavía no sé si es porque el exceso de trabajo me inspira pensamientos apocalípticos, o porque me siento un poco "idioteco" tecleando mientras escucho los gritos de felicidad que me llegan desde la piscina que tengo a unos cuantos metros de la ventana.

3 comentarios:

M dijo...

No te quejes, que las gripes veraniegas están directamente relacionadas con el aburrimiento mortal. Con el aspecto demacrado que tengo ahora los nazis me hubieran llevado con ellos.

Small Blue Thing dijo...

Pues imaginese si va dos semanas tarde y no hay ni piscina, Don ;)

pedrotoro! dijo...

En esa piscina creo que me he bañado yo más de una vez, jeje...
¡Animo con los sudores!