15.3.09

Se está acabando...

A sólo dos episodios del final, Battlestar Galactica es, con diferencia, la serie de televisión con la que más he disfrutado en años (y sí, The Wire es magnífica, pero esto es otra cosa...). Miedo me da que no la rematen en condiciones.

17 comentarios:

jmm dijo...

Eso es que no estás viendo TERMINATOR: THE SARAH CONNOR CHRONICLES...

Pero sí, aunque sin abandonar ese tufillo místico y facho-promilitar, los últimos episodios de BATTLESTAR GALACTICA están siendo de los mejores.

Sabes que el del viernes próximo además de ser el último es doble, ¿no?

David Muñoz dijo...

Que no, que no es facha (aunque sí mística). De Terminator he visto el primero y me gustó bastante. ¡Pero no doy a basto ya con tanta serie! En cuanto acabe Galactica me pondré a verla.

jmm dijo...

Que sí, que sí que lo es... Y parece que el ejército USA opina lo mismo, a juzgar por la profusión con que se publicita en sus intermedios.

Óscar Palmer dijo...

Yo tampoco creo que sea facha para nada, lo que pasa es que está ambientada en una sociedad altamente militarizada, pero a mí nunca me ha dado la impresión que fuese una glorificación de ese estilo de vida, de hecho los protagonistas no hacen más que poner en duda una y otra vez si lo que hacen es correcto o no. Y lo del misticismo es verdad que era muy irritante, pero de un tiempo a esta parte lo están explicando como resultado de causas científicas (por ejemplo, la creencia de los cilones en un solo dios es fruto de su programación, nada más). Hay un artículo al respecto bastante interesante en este blog.

jmm dijo...

Mira que os gusta un hombre n uniforme a los dos... ;-D

jmm dijo...

... Y se acabó.

Hay que joderse con el final... Ya no sabía si estaba viendo BATTLESTAR GALACTICA o algún crossover con AUTOPISTA HACIA EL CIELO. Si llegan a revelar que el último cylon incógnito era Michael Landon redivivo, no me habría sorprendido; aunque, claro, hasta los de la serie habrían sabido que no era un cylon, sino... un ángel de dios.

¡Shhhh! Que ya sabéis que a ÉL no le gusta que lo llamen así...

Lo que digo: hay que joderse...

David Muñoz dijo...

Ehhh... ¡no me cuentes más! ¡que yo hasta el lunes no voy a poder verlo!

esther dijo...

Hoy en la radio por la mañana han hecho una entrevista a Mary McDonnel y no han contado el final!!!

David Muñoz dijo...

Ya he visto el final. Y digamos que más o menos la mitad me ha gustado mucho (el asalto a la base Cylon, el destino final de la Galactica y el resto de la flota, los cierres de las historias de varios personajes…) y la otra mitad me ha resultado bastante decepcionante. Especialmente las “explicaciones” (por llamarlas de alguna manera) místico/mitológicas. En realidad, Starbuck no es lo que se insinúa al final del capítulo (y no digo más para no estropeárselo a aquellos que no lo hayan visto aún), sino un descarado Deus Ex Machina que ha permitido que los guionistas conduzcan a los personajes hasta un final más o menos coherente con lo que había ocurrido hasta ahora. Porque probablemente era la única manera de hacerlo. Se trataba de dar sentido a lo que habían comenzado a sembrar en la primera temporada y a todas las contradicciones acumuladas desde entonces. Y, utilizando la lógica, era imposible, (todavía estoy esperando que expliquen cómo es posible que los cylones sean “robots” capaces de conectarse a un ordenador cuando no hay manera de identificarlos como tales con una simple radiografía, por Ej.; o cómo acabaron en la Galactica todos los “creadores” cylones –los dichosos cinco últimos- teniendo en cuenta que el ataque que destruyó las colonias fue orquestado por sus enemigos. No podían saber ni cuándo ni cómo iba a suceder, por tanto, no tenían manera de asegurar su supervivencia. De ahí la necesidad de la intervención divina/mágica que todo lo justifica). Claro que entonces habría que preguntarse qué pretende ese “Dios” (o lo que sea) que pudiendo intervenir para evitar millones de muertes no lo hizo… si no será él el verdadero villano de la serie… y si no se llamara Ron Moore y más que Dios es un productor ejecutivo desesperado que ha tenido que cerrar la serie antes de tiempo y a falta de una idea mejor, ha decidido tirar por la calle de en medio. Porque como le ocurre a tantas otras series de su estilo, creo que el bajón final es resultado de no haber pensado bien las cosas antes de empezar a escribir y de la suicida huída hacia delante en la que se convierte la necesidad de acumular golpes de efecto para aumentar las audiencias aunque implique complicar las cosas de mala manera y crear puzzles que no tienen solución satisfactoria posible. Es lo que ha acabado con "Heroes", y probablemente lo que convertirá el final de "Lost" en otro sinsentido.
Ah, curiosamente, el final tiene muchas cosas que me han recordado mucho a Matrix: Revolutions.

jmm dijo...

David, creo que te resultará interesante esta entrevista con el ínclito Ron D. Moore

http://featuresblogs.chicagotribune.com/entertainment_tv/2009/03/battlestar-galactica-daybreak-finale-moore-mcdonnell-olmos.html

donde queda bastante claro –como en todas las demás entrevistas con él que he leído– que no tenían ni puta idea de lo que estaban contando durante el transcurso de la serie, que metieron un montón de cosas por la cara, sólo porque les parecía "cool" y para crear misterio, pero que ni ellos mismos sabían qué significado les iban a dar cuando tocara explicarlas, si es que llegaban a hacerlo.

Yo tengo bastante claro que BATTLESTAR GALACTICA mola por la factura y por los actores, y por el diseño de producción y el "concepto" que ha regido todo, ese rollo "dark & gritty", todo tan grave y severo, y por algunos momentos sueltos; pero que, en realidad, y por lo que se ¿cuenta?, la serie es una PUTA MIERDA de mucho cuidado. Un pueril sinsentido misticoide que no hay quien se lo trague, y que tiene la misma profundidad –y comparte muchos de los mismos mecanismos– que un tebeo de SPAWN.
¡¡Y además, FACHA!! ;-D

P.d. No pierdas más el tiempo con este fraude y ponte YA con TERMINATOR: THE SARAH CONNOR CHRONICLES.

jmm dijo...

¡Ah! Y no hemos hablado siquiera del discurso final de Baltar... ¿O debería decir "sermón"?

David Muñoz dijo...

A mí eso, además de un intento desesperado de justificar lo injustificable, me ha parecido que no es propio del personaje, por muchos flashbacks de última hora que hayan añadido para meter con calzador algunas cosas. Pero a pesar del final, no soy tan radical como tú. Yo sí que creo que la serie está llena de buenos momentos. La historia de amor entre Adama y la presidenta me encanta, por ejemplo (a pesar de la decisión absurda con la que la han cerrado). O todo lo que le ocurre a Starbuck antes de su "muerte". Creo que en cuanto las tramas personales, la serie funciona muy bien. También me gusta cómo se trata el día a día en la nave y los intentos por salir adelante y mantener la civilización que han conocido los últimos humanos hasta el ataque de los cylones. Y el arranque, hasta que empiezan a meter chorradas místicas, es impresionante. La lástima es que este final afecta a la percepción que tenemos de la serie los que hasta ahora habíamos disfrutado con todo lo bueno que vino antes. Ganas me dan de desprenderme de los DVD…

Óscar Palmer dijo...

Yo cuanto más lo pienso más me cabreo y más se me van emponzoñando los buenos recuerdos que tengo de la serie, que son muchos, así que prefiero no darle más vueltas porque si no al final lo que dice David: lo mismo acabo deshaciéndome de los DVDs. Lo que más me fastidia no es que Moore haya demostrado ser un meapilas (la verdad es que algunas de las respuestas que da en la entrevista que ha enlazado José María son para correrle a gorrazos) sino que haya sido un vago redomado: que diga de lo de Starbuck que "es que no se nos ocurría una explicación más satisfactoria" es, francamente, tirando a patético. Ahora bien, lo que realmente me acojona es esto que he leído acerca de Caprica:

“This show is going to be the most spiritually centered piece of work that they’ve seen, Caprica is also about what it is to be human".

O sea, que huele a más misticismo de baratillo (¿de verdad a alguien le puede parecer espiritual todo ese batiburrillo de dioses, ángeles, diablos y avatares?). Si es así, que no cuenten conmigo.

Pero si algo me irrita de verdad es que, joder, a mí los primeros tres cuartos de hora me han tenido en vilo, con la piel de gallina y completamente involucrado emocionalmente con lo que estaba pasando. Pero de repente, ha sido acabarse los tiros, ponerse a hablar de Dios, y todos los personajes han pasado a comportarse de manera diametralmente opuesta a como llevaban haciéndolo durante cuatro temporadas, lo cual es verdaderamente imperdonable y una traición absoluta tanto a la lógica interna de la serie como a los que la hemos seguido con pasión: ¿de verdad le parecen a alguien consecuentes las decisiones de Adama en la última media hora? ¿Es este mismo comandante luchador, empecinado y, ja, ja, faccioso de los últimos cuatro años el que no sólo se desvincula y pasa de sus responsabilidades a las primeras de cambio sino que además permite la permanencia de una posible amenaza diciendo "se lo han ganado"? ¿Y ese rollo entre hippie y ludita? "Para no volver a cometer los mismos errores que nuestros antepasados hemos decidido que a partir de ahora vamos a pasar del agua caliente y a cagar entre las matas".

En fin, he dicho que no quería darle más vueltas y veo que me van las manos solas sobre el teclado, así que no diré nada más. Para ver una discusión larga y en general bastante meditada, con aportaciones interesantes, echadle un vistazo a http://blogs.discovermagazine.com/sciencenotfiction/2009/03/20/battlestar-galactica-watched-the-finale-still-got-questions-weve-got-answers/

jmm dijo...

Si la proclama final de Baltar te parece fuera de personaje, lo que es de traca es que Cavil se la trague y acceda. Eso SÍ que está fuera de personaje.

David Muñoz dijo...

Sí, eso desde luego también. Pero es que todo el mundo de pronto decide comportarse de otra manera.

toni bascoy dijo...

Completamente de acuerdo con casi todo lo expuesto aquí arriba. Debo de tener un espíritu muy poco elevado, porque toda la parafernalia y palabreria mística con que nos han bombardeado desde, no sé, la tercera temporada, me ha producido más bostezos que otra cosa. Prefiero quedarme con el recuerdo del levantamiento de Zareck y Gaeta. Para mí, la serie termina ahí.
Y el amigo Ron, si es un chapuzas y se ha afeitado para arriba, lo menos que podría haber hecho es guardarse esa información para sí mismo, no proclamarla a los cuatro vientos. Vamos, yo soy un ejecutivo medianamente determinante en una cadena televisiva, y por los cojones le iba a dar carta blanca a este hombre para que me monte otra serie.
Un saludo.

El Doctor dijo...

Informe sobre una rara enfermedad altamente contagiosa y destructiva

-Los síntomas más comunes son: sensación de risibilidad, falta muy seria de ritmo, sensación de descolocamiento respecto a todo lo que ha acontecido a tu alrededor, sopor extremo.
Según unos últimos estudios al parecer el responsable es un grupo de bacterias, llamadas guionistas, salidas de la serie más absolutamente sobrevalorada de la historia.

- Se ha demostrado que estas bacterias pueden producir la muerte (Bionic Woman, The thing,¿El hermmano de Mcready? o, y que nadie lo dude: Dollhouse) o un deterioro grave y gradual del enfermo( Sarah Connors Chronicles)en este caso la responsable es una cepa más dañina y peligrosa que las demás, la denominada: Graphia.

- Tambien se ha descubierto que un conjunto de bacterias del tipo Thompson/Wheddle podrían ser utilizadas para fabricar una eficaz antivirus.

Después de esta extravagante ¿analogía? Donde expongo todos mis miedos sobre la vida televisiva después de Galactica, una sensación sigue invadiéndome a modo de pregunta: ¿Pero qué me quieren contar estos tíos? Sencillamente nada...como se ha demostrado.Y es qué después de que Chris Carter, Strazinsky o el propio Moore y su Carnivale intentaran adoctrinarme ya me estoy cansando. Prefiero que las cosas me venga de cara como ocurre con la serie britanica "Aparitions" Ahí sé lo que me venden de principio a fin. Por cierto: ¿es que no lo veíais venir?, ¿No recordáis cierta foto promocional que recordaba a la Santa Cena?.

Lo que tengo claro es que algunos guiones son como las ensaladas; mientras más le añadas mejor presencia, aunque no necesariamente mejor sabor. O lo que es lo mismo: si a un guión que ya de por sí tenía su mensaje, lo ponemos al día con mensajes más actuales, o sea: cojo lo que en la actualidad mueve a la orbe social y mediática, lo incrusto con twist argumentales que para bien o para mal me van a salvar el culo hasta que esto se acabe y seguro me hincho a Emmys y buenas críticas.

De la serie salvo el empaque tecnico general, con los guionistas antes citados, el excelso compositor Bear McReady y el impresionante trabajo visual de la Zoic a la cabeza, poquito más.

Respecto a "Lost" J.J Abrahams se reunio el pasado año con el staff y decidieron acabar la serie en tres años, reduciendo episodios y metiendo la menos paja posible. Solo argumento, solo respuestas ¿quizás con el fin de conseguir un final coherente? No lo sé, pero pienso que así deberían hacerse las cosas.ades