22.11.09

Kill your Darlings

A menudo acabas eliminando de los guiones que estás escribiendo escenas que te parecían imprescindibles cuando empezaste a pensar en ellos. Incluso muchas veces te cargas momentos tan importantes en teoría como el que justifica el título de tu película. Es el caso de “Inglourious Basterds” de Quentin Tarantino. Debajo os pego las dos páginas del guión donde se explica porqué en el título de la película la palabra “bastards” se escribe “basterds”. Lo que no sé es si esta escena llegó a rodarse y fue eliminada en montaje o si Tarantino la quitó antes.