6.9.13

Así debería de ser


“(…) he oído decir a otros “showrunners”, ¿”Sabes, me resulta mucho más agotador sentarme con los guionistas y llevar a cabo el proceso lento y meticuloso de dar notas verbales o escritas y discutirlas después. Es mucho más fácil darle una pasada a la puñetera cosa con mi propia máquina de escribir, o con mi ordenador portátil”. Eso fue lo que se me pasó por la cabeza hacer al principio, y algo me impidió hacerlo. No digo que nunca lo haya hecho alguna vez al principio, pero me di cuenta –por la razón que fuera, ahora no caigo- pero me dio que era mejor hacer el trabajo duro ahora, o sea, discutir lo más posible con cada uno de estos guionistas sobre qué es lo que espero obtener de ellos y discutir juntos maneras de encontrar las voces de los personajes, y no solo pasarles por encima y reescribirles.  
Llevó trabajo extra al principio, y hubo días en que pensé para mí: “No estoy dirigiendo una escuela de cine, necesito esto hecho y lo necesito el jueves o cuando sea. Estoy invirtiendo todo este tiempo de más en esto. ¿Es esta la forma correcta de hacer las cosas?”. Y resultó ser exactamente –para mí, por lo menos- la manera adecuada de funcionar. Ha dado grandes resultados porque acabamos con seis guionistas que entendían la voz de los personajes. Les daba notas sobre sus versiones, pero las  notas fueron a menos con cada guión que entregaban cada uno de esos guionistas. Mejoraron escribiendo los personajes, pillaron las voces, y llegó el momento en el que en su material –a posteriori, lo que pareció duro al principio en realidad resultó ser un proceso bastante rápido- aportaba cosas que a mí no se me habrían ocurrido nunca. Algunas de las frases más divertidas en la historia de “Breaking Bad” no han salido de mí. Salieron de los guionistas. En otras palabras, si te vas a meter en el lío de tener un equipo, es preferible llevarlos al punto en el que puedan hacer tanto de tu trabajo por ti como sea posible”.

El “showrunner” de “Breaking Bad”, hablando con otro “showrunner”, su amigo Glen Mazzara, aquí.